Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

17 de julio de 2009

HOLOCAUSTO WEB: UNA BOMBA ATÓMICA CAYÓ EN INTERNET

Si no tenías una página Web en Geocities, probablemente no te hayas dado cuenta de lo que acaba de pasar, ni puedas darte cuenta de lo que ésto significa. Una bomba ha caido sobre la Web. Una bomba sin sonido. Sin imagen.

Yo tenía varias páginas Web muy importantes en Internet. Geocities me envió hace unos días una comunicación de que iba a retirar todo el material en 26 de octubre. Aconsejaba bajar las páginas a una carpeta, y ofrecía un alojamiento con costo a 5 dólares por mes el primer año, luego no me acuerdo ya, pero el precio se incrementaba mucho. Yo estaba pensando qué hacer, pero tenía tiempo hasta el 26 de octubre.

Hoy a la madrugada, cuando terminaba un post relatando la historia de una de mis páginas que tuvo trascendencia en España porque movilizó un caso judicial que se hizo famoso, descubro que ya el sitio ha desaparecido.

Estoy en una especie de shock. Lo que perdí no tiene nombre. Perdí el testimonio de mi hermana, víctima del Holocausto. Espero tener una copia en alguna carpeta. Perdí la página que hicimos para España junto a Manuel Borraz, que juntaba documentación inenarrable de un hecho muy trascendente. Perdí también mi página sobre lámparas Tiffany, con toda mi obra fotografiada, que me valió el ingreso a la Asociación de Artistas de Vidrio Estañado de los EEUU, por la calidad de mi obra en vidrio. De ésto jamás había hablado en este blog. Estaba por contarlo. Se perdió un montón de caricaturas de mi marido de las cuales no hay copia.

En fin, me siento derrotada. He tomado contacto con el fenómeno Internet en su aspecto más inquietante. ¿Quién dispone de nuestro material? ¿Qué pasaría si hoy mismo Blogger borrara todos los blogs?

Leer completo...

Geocities cierra para siempre. Manuel Borraz. (Tercera Parte)

Geocities va a borrar pronto la página Web que ayudé a hacer a Manuel Borraz, página que es el fiel testimonio del afán incansable de Manuel, de su lucha de años sin desmayo por ayudar a un desconocido, que logró sacar de la cárcel a un inocente, que logró conmover conciencias adormecidas, que logró mover expedientes, que logró por fin cortar el martirio de un hombre en una cárcel de Cataluña.

(continuación del post anterior)

Iba aprendiendo sobre la marcha, e iba haciendo mi página Web que se llamó igual que la lista: "estafados". Si quieren verla, échenle un vistazo que dentro de dos meses va a desparecer para siempre. También hice la primera exposiciòn Web de las caricaturas de mi marido Bob Row. Cuando hube publicado la página "estafados", Manuel Borraz me escribió a mi correo privado contándome una historia conmovedora.

Hacía unos años, había ocurrido en Cataluña una serie de violaciones que correspondían a la misma autoría. Dos hombres en un pequeño auto sometían mujeres y las violaban. El arma con el que amedrentaban a las mujeres era un palo de béisbol. Manuel Borraz siguió las alternativas a través de los diarios. Ya eran varias mujeres las violadas y la población empezaba a manifestar su malestar porque el caso no se resolvía. La policía y la Justicia eran cuestionadas por la opinión pública.

Un día se detiene a dos personas sospechadas de haber cometido las violaciones. El diario El País publica un artículo firmado por un periodista, donde aparecen las fotos de los sospechosos antes de que se hubiera hecho la ronda de reconocimiento. En la ronda de reconocimiento las mujeres reconocen a los hombres cuyas fotos fueron publicadas con anticipación y los detenidos quedan encarcelados acusados de los crímenes, esperando juicio.

Al tiempo uno de los dos acusados le escribe una carta al periodista que publicó las fotos, diciéndole que era inocente y que la publicación de su foto fue lo que indujo a las mujeres a reconocerlo. El periodista publicó la carta en el diario. Se sensibilizó tanto con la carta, que comenzó a preocuparse de los presos, martirizado por la culpa de haber cometido un error que tal vez le costó la libertad a dos inocentes. El periodista fue a visitar al preso que le escribió, también fue a visitar a su familia y se condolió de la situación en la que habían quedado. Comenzó a pedir desde el diario que se revise el caso, pero ya su prédica no interesaba a nadie, porque la tranquilidad había vuelto después de haberse "resuelto el caso". El periodista por fin, abandonó el afán de compensar su error.

Cuando el periodista publicó la carta del preso, Manuel Borraz la leyó, y como simple lector, sintió que ese caso no podía quedar así, que si los hombres eran inocentes, los ciudadanos no debían permitir que fueran acusados ni menos condenados. Entonces Manuel le escribió al periodista, quien le respondió contándole todo lo que expuse en el párrafo anterior, que se había convencido de que eran inocentes, que la culpa lo carcomía y que habìa hecho todo lo que podía para ayudar a estos hombres, pero no estaba en sus manos hacer algo efectivo por ellos, cosa que lamentaba profundamente.

Manuel empezó a preocuparse por saber más sobre el caso, a conocer todos los detalles: el expediente, cómo se detuvo a esos hombres, el nombre de los abogados defensores, todas las minucias que le eran posible conocer. Lo que disparó la indignación de Manuel, y a nadie más en Cataluña, fue que al tiempo volvieron a suceder nuevas violaciones con el mismo método de las anteriores, incluyendo al palo de béisbol, estando los acusados presos, cosa que para Manuel era signo de que éstos hombres eran efectivamente inocentes. Pero la Justicia no lo consideró así. Los nuevos casos eran nuevos casos, fueron investigados y se descubrió a los culpables. Uno de ellos era increíblemente parecido a uno de los dos que estaban acusados de la serie anterior de violaciones.

Estando presos los cuatro acusados de dos series idénticas de violaciones, al tiempo, surgió como novedad la prueba de ADN como método para determinar la autoria de un violador. Los abogados defensores lograron que se investigara si en los elementos guardados en el expediente existían restos de semen para comparar con el ADN de sus defendidos. Desgraciadamente había restos de semen en sólo dos casos de los varios más. Esos dos restos de semen fue demostrado que no pertenecían a ninguno de los dos detenidos primero, con lo que se exculpó sólo de esos dos casos a los acusados. Pero más, los abogados lograron que los restos de semen se compararan también con los de la pareja de violadores presos en segunda instancia por crímenes idénticos. Y el resultado fue que efectivamente, los dos casos probados que no eran adjudicables a la pareja acusada de la primera serie, eran sí a su vez adjudicables a uno de los dos apresados en segundo término. Añadiendo la declaración del jefe del penal que estaba convencido de que los dos hombres eran inocentes y recomendaba a la Justicia revisar el caso, los abogados peticionaron la revisión, dados los tantos elementos que inducían a pensar en la inocencia de dos hombres. Pero la Justicia consideró que no había elementos suficientes como para revisar el caso.

Ahí fue que Manuel comenzó una lucha personal, enviando cartas a los diarios, a magistrados, a organizaciones, a todo lo que podía. Entonces Manuel me pidió que en mi página "estafados" publicara el caso de los dos hombres inocentes acusados por violación. Y por supuesto que le dí lugar, y ubiqué el caso con el título "Estafados por la Justicia". Comencé a hacer la pàgina, pero era muy fatigoso preguntar a Manuel por mail y esperar la respuesta sobre cómo pensaba él que se debía diseñar la página. Entonces le propuse a Manuel darle un curso por mail. Que le iba a indicar cómo se hacía una página Web de Geocities, paso por paso, transmitiéndole todo lo que yo había aprendido.

Y asì hicimos en jornadas de alumno abnegado y profesora dispuesta a vencer la enorme distancia geográfica entre Barcelona y Buenos Aires, la imposibilidad de hablar por teléfono y las dificultades de enseñar una cosa tan compleja.

Primero hice una página Web de doble comando, en la que Manuel podía entrar a la par mía y hacer todo lo que yo hacía, e ir aprendiendo los secretos hasta poder largarse por sí mismo, que era lo que yo quería. Ví que Manuel tenía un afán tan impresionante por ayudar a salvar a estos hombres de la injusticia atroz en la que vivían, que debía adquirir la independencia necesaria para poder dar rienda suelta al caudal de energía que tenía acumulada. Fueron jornadas agotadoras para mí, y supongo que para él. Al final, Manuel aprendió todo y pudo largarse solo a hacer la página Web que soñaba. Esa página fue el sustento de lo que siguió a favor de los hombres. Uno de ellos murió en la cárcel.

Desde que Manuel hizo su página Web asociada a la mía, su impulso se multiplicó. En la página él mismo cuenta todo lo que movió cielo y tierra para interesar a las autoridades en el caso. Y fue logrando despertar algunas conciencias. Al preso sobreviviente se le propuso que firmara la solicitud de indulto ya que la revisión le era negada, pero el hombre se negó a firmar, porque decía que era inocente y que prefería morir en la cárcel antes de admitir ser culpable, cosa que admite alguien que pide indulto.

Al que le interese seguir los detalles del caso hasta su final, y la lucha de Manuel, puede leer la página Web.

Comento sólo que por fin hubo muchos que se involucraron gracias a Manuel, y se solicitó el indulto a pesar del preso, cosa que le fue concedida después de 15 años en la cárcel. En todo ésto intervinieron periodistas famosos, y hasta se hizo un libro basado en la historia, y pronto se hará una pelìcula del caso.

Manuel y yo seguimos en contacto cada vez más esporádico, pero con un enorme cariño mutuo, que se ha soldado en esta lucha solidaria juntos. Tengo que decir que Manuel Borraz no debería pasar desapercibido por el mundo entero, si yo pudiera, recomendaría a Manuel Borraz para el premio Nóbel de la Paz, porque jamás he visto ni nadie ha visto a un simple ciudadano que dedica años de su vida a un hombre que no conoce para salvarlo de la cárcel, solamente porque una vez leyó en un diario que un periodista reconoció la culpa de haber publicado fotos antes de una ronda de reconocimiento, y que a nadie le preocupaba esa injusticia en toda España.

Y esta página Web, tan significativa, está a punto de desaparecer del espacio virtual para perderse para siempre sin que queden ni vestigios de ella, ni del esfuerzo realizado por salvar a un inocente.

(continuará mañana)

Nota de úlitma hora:

Queridos amigos: cuando iba a poner los links hacia las páginas que menciono, veo con enorme tristeza que ya todo ha desaparecido. Sólo pueden verse en cachet algunos restos de nuestro trabajo. No sé cuánto tiempo durará esa reserva del cachet. Me dijeron que borrarían todo el 26 de octubre, y ya hoy no encuentro más nada. El dolor me consume. Estuve por copiar las páginas, pero pensé que tenía tiempo. Ahora ya es tarde.

Pero encontré entre decenas de artículos referidos a Manuel Borraz y a Ahmed Tommouhi, que se llamaba el condenado inocente, un artículo de todos los muchos que escribió Arcadi Espada. Este artículo es el mejor, donde cuenta de Manuel lo que yo acabo de contar. En este artículo se hace mención a la desaparecida página que hicimos Manuel y yo, miren la dirección, ahí está mi nombre compuesto por eva bobrow:

www.geocities.com/eva_bobrow/Tommouhi.html

Lean por favor, este artículo, pinchen que tiene el link al diario El País, de Cataluña

Dos hombres

ARCADI ESPADA 13/04/2004

Leer completo...

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...