Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

3 de enero de 2010

Las dos Doñas Rosas





El olvidado y sepultado Neustadt inventó a Doña Rosa. Y el pobre diablo creyó que sólo había un tipo de Doña Rosa, igual para todas las Doñas Rosas. Pero no.

Hay por lo menos dos grandes grupos: una es Doña Rosa Nacional y Popular, y la otra es Doña Rosa Fascista, como Mirtha Legrand.

Yo, Eva Row, también soy Doña Rosa, pero no soy del grupo de las Fascistas, diosmelibreymeguarde por más que sea atea.

Te voy a decir por qué me considero una Doña Rosa. Me voy a describir, y describiéndome a mí, se va a ver qué es una Doña Rosa Nacional y Popular, y te vas a dar cuenta de la diferencia con la otra, con la anciana fascista que no se decide a pasar al recuerdo, junto a todas las otras estrellas del cine nacional que ya pasaron de moda o están en el panteón de la Chacarita. Lo digo de todo corazón.

Mirá, cuando un jugador de fútbol se cae al suelo, en esas caídas terribles, por un choque con otro jugador, o porque le ponen el pie para que se caiga, yo siempre me paro si estoy sentada, me agarro la cara con las dos manos y comento dolorida: ¡pobre la madre que está mirando caerse así a su hijo! ¡qué juego de mierda el fútbol! ¡por qué tienen que ser tan brutos los hombres!

Se hizo tan conocida mi reacción, que mi hijo ni bien se cae un jugador comenta riéndose para que yo lo escuche: pobre la madre que está mirando....

Y no te digo nada del boxeo. Todo muy lindo hasta que a alguno de los boxeadores le empieza a salir sangre de algún lado de la cara, o del oído, o se le cierra un ojo de hinchado. Empiezo a pensar (no hablo porque es al cuete y Roberto ama al boxeo): pobre muchacho, obligado a este "deporte" bestial, venido vaya a saber de qué miseria, quién sabe las consecuencias que le va a traer este golpe, qué juego primitivo y bestial...Y pienso en el ojo, en cómo le habrá repercutido en la retina, que quizá termine cayéndosele de viejito.

Y así. Siempre pienso en la gente como madre. Cuando viene un cadete al negocio en un día de calor, saco la bebida de la heladera sin que me lo pida y le sirvo un vaso de bebida helada. Si hace mucho frío le protesto porque no se abrigó, y si llueve, le presto un paraguas, total yo vivo muy cerca del negocio.

Y no hay cosa peor para mí que saber que un amigo está en problemas de plata sin culpa, por alguna desgracia. Trato de hacer una colecta entre todos los que lo conocen. Siempre me saco lo que no me sobra y lo ayudo un poco, aunque sea un poquito.

Si me entra algún chico al negocio pidiéndome plata para comer, le compro un sándwich y una bebida. O si viene a vender algo, le compro siempre, y lo felicito por estar vendiendo. Lo que no soporto es a los chiquititos que piden limosna. Les doy algo para que coman, o les compro una leche para que lleven a la madre. La gente que sufre me duele, muy adentro.

Una vez, el primer día de una mudanza, me fui a dormir y la pared donde estaba la cabecera de la cama era lindera con el edificio de al lado. Al rato de estar dormida, como a la hora, me desperté por los gritos de una mujer que discutía con el marido. Me paré y puse la oreja en la pared. La conversación se ponía cada vez peor. Ella empezó a gritar no me mates, socorro, no me mates. Yo agarré y me vestí volando, pero primero llamé a la Policía. Les dije que no sabía bien qué departamento era, pero que el tipo la estaba matando. Bajé a la calle a esperar a la Policía, y me dí cuenta de que mi pared lindaba con el Teatro IFT, donde estaban dando una obra de teatro. No sé si vino la Policía, pero me metí en casa muerta de risa.

Y me hago cargo de todos los problemas que me cuentan. Hace un tiempo me escribió una chica que fue obligada a hacerse un aborto contra su voluntad. Y me escribió diciendo que mis posts sobre el aborto le habían aligerado la tragedia de la culpa. Me tomé el trabajo de una larga secuencia de mails que llevaron meses, desatando el nudo de su culpa. Ella guardaba celosamente la identidad, el nombre, el teléfono, como con miedo pánico a ser denunciada. Yo acepté esa condición sabiendo que nunca la vería, pero me animaba enormemente la posibilidad de ayudar a una hermana mujer que sufre por no comprender los manejos bastardos de la religión y los machistas. Me sentía hablando con la hija que no tuve. Hasta la reté en un momento.

Porque esa es otra. Me enojo personalmente con el que hace algo que me parece mal, como si me lo hiciera mi hijo. Vivo peléandome con la gente que dice cosas como "esa conchuda", o "lo que roban los K". Sin más, me pelée con Doña Ofelia, una doña Rosa Fascista de mi barrio, que yo no sabía que era fascista hasta lo de la 125. Le grité en el Supermercado de la otra cuadra: no ofenda a la Presidenta de la Nación!!!

Es más. Por ejemplo, vos no sabés lo que me duele DiegoF de Mundo Perverso. El y mi hijo votaron por Solanas. Me clavaron un puñal. Ambos. El pobre DiegoF no tiene idea ni le importa un pito lo que significa para mí. Pero qué le voy a hacer. Soy una Doña Rosa. Me encanta Diego, lo veo con los ojos de la madre, con lo orgullosa que debe estar de un pibe tan talentoso e inteligente. Y que Solanas lo haya engualichado, igual que a mi hijo.

Y respecto a Kirchner, Néstor, me puede. Es feo como un susto a medianoche, pero yo lo veo lindo, te juro, como una madre no puede ver feo a su hijo. Me ganó el corazón desde que dijo aquel: Señor Coto!!! ¿te acordás? Fui siguiendo lo que hacía, entendiendo su pensamiento, apoyando todo con entusiasmo y gratitud, porque sentía que estaba pensando en la gente como yo, que me amparaba a mí, y a tantos otros que mucho peor que yo, siempre estuvieron olvidados por todos los gobiernos de la historia. Y no puedo hacerle críticas. No me importa lo que salga mal. Sé que la intención es buena. Y no comprendo a los compañeros que en seguida salen a criticar lo que le falta hacer, las debilidades, los errores. Y me peleo con Roberto por eso.

No sé si ya te conté que todos los meses, cuando cobro la jubilación en el Banco Nación Plaza de Mayo, desde la primera vez y hasta el último día que cobre, cuando el cajero me da un papel para firmar que recibí el dinero, siempre escribo con letras grandes y mayúsculas ¡GRACIAS CRISTINA!

Y así, igual como cuando se cae al suelo un jugador de fútbol, me pongo a pensar por qué los que miran no se ponen en el lugar de esta gente tan insultada, que se pone a ser presidente de un país, y le hacen zancadillas todo el tiempo, y ponen en riesgo su patrimonio y su libertad con acusaciones mierdosas, me pregunto cómo los argentinos inteligentes no apoyan efusivamente a esta Presidenta y a su marido que dieron tantas muestras de tirar el carro a favor del Pueblo y contra los tradicionales vendepatrias que además asesinaron a tantos argentinos. Y me alegro que hayan acrecentado su patrimonio personal, muchísimo menos que el Narváez ese, que nadie le cuestiona nada aunque esté en la función pública. Y ojalá tengan la suficiente plata para todos los juicios de persecución que se le pueden venir de acá al resto de sus días, porque lo que ellos enfrentaron al León del Zoológico que vive en frente en la Rural, no lo hizo nadie.

Y me problematizo: ¿Quién va a pensar en nosotros después de Kirchner? ¿Cuándo hubo alguien con tanto coraje, salvo Perón y Evita? ¿Acaso aparecerá algún militar como Chavez o Perón en La Argentina? ¿De qué sirven los críticos que nunca llegan al poder? ¿Cómo se anima uno a criticar a esta gente tan única en la historia argentina de todos los tiempos?

Y me pregunto: ¿En qué podemos terminar cuando se pase este tiempo donde hemos podido trabajar y sobrevivir sin falta de energía eléctrica, cobrando jubilación, recibiendo subsidios de todo tipo, desde la comida hasta el boleto de colectivo? Sin tener que chuparle la media al Fondo Monetario, habiéndole hecho un corte de manga en la cara al mismo Bush.

Y tengo miedo, miedo de los próximos tiempos, donde hemos perdido la mayoría en el Congreso, y Boudu tiene que ir a decirles que la plata que se juntó y se pone en garantía para pagar la deuda externa la hizo Kirchner y la cuidó Cristina. Y tiene que ir a decírselo a ellos, los impunes sirvientes, lacayos infames del capital rentívoro, que se desvelan vaya uno a saber por cuántos pesos que le ponen en una cuenta bancaria. Porque hay que decir la verdad, Macri tiene razón, ellos no tienen ideología, sólo hacen gestión, pero para sus bolsillos.

Por eso me confieso ultrakirchnerista. Porque soy una Doña Rosa.

Leer completo...

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...